Todos los docentes deben realizar un seguimiento detallado y completo a todos los estudiantes, desde lo académico y lo convivencial, en el instrumento denominado: Observador del estudiante y en otros instrumentos,  que se diseñen en las coordinaciones, para tal fin;  los  cuales se constituirán en la fuente de información primaria y fundamental, para la toma de decisiones por parte de la respectiva  Comisión de evaluación y promoción; instrumentos en los que se consignarán los compromisos establecidos por el estudiante y sus padres y/o acudiente, así como también las sugerencias y recomendaciones que se tomen por cada uno de los estamentos de la comunidad educativa.

 

Los padres de familia podrán tener encuentros con los docentes en la hora de atención a padres, que por horario cada docente tiene establecida y que de manera oportuna, los padres de familia conocen, desde el inicio del año escolar.

 

El servicio de orientación del colegio realizará de manera directa o por encargo, intervención en aquellos estudiantes que manifiesten dificultades personales o cambios emocionales que afecten su desempeño escolar, previa solicitud de algún docente, coordinaciones, comisiones de evaluación, consejo académico o padre de familia. En todos los casos los padres de familia deben estar enterados y participar, del proceso que se lleva con el servicio de orientación.

 

Al finalizar cada período académico, la coordinación presentará un informe de los resultados de los desempeños de los estudiantes, comparativo por asignaturas, de manera que pueda reconocerse los niveles de desempeño y/o generar las estrategias de  apoyo, estimulación o reconocimiento, para el crecimiento institucional.

 

Los Compromisos académicos y/o de convivencia pretenden concientizar a los estudiantes y sus familias de las dificultades que se presentan y la importancia de llevar a cabo ciertas pautas para optimizar  sus resultados.

 

Todos los estudiantes que ingresen a un año lectivo,  en la condición de estudiante nuevo o estudiante repitente,  de nuestra institución o de otra, tendrán un seguimiento y acompañamiento especial desde la dirección de curso, a través de compromisos académicos y de convivencia que se firmarán con el acudiente y el estudiante.