Se cuestionará la permanencia de un estudiante en la institución, cuando agotado el debido proceso de acuerdo con el manual de convivencia, el estudiante persista con las dificultades de orden convivencial  y/o académico,  incumpla  los acuerdos  y compromisos establecidos por cada una de las instancias y se demuestre la falta de acompañamiento por parte de los padres de familia y/o acudientes. Para un grado cualquiera, solamente se podrá repetir una vez,  en nuestra institución.

Parágrafo: La rectoría  tiene la facultad, para  decidir sobre  la permanencia o no de un estudiante en la institución, teniendo en cuenta los reportes de las diferentes instancias que atienden el debido proceso del estudiante